Valdecaballeros

Si te gusta la naturaleza, bienvenido a Valdecaballeros, municipio enclavado en uno de los bordes de la Siberia Extremeña, concretamente al Noreste de la provincia de Badajoz. Situado en la ladera de la sierra Barbas de Oro, junto al embalse García de Sola y con su espectacular dehesa, sorprende al viajero por su riqueza paisajística, fauna salvaje, ideal para los amantes de la naturaleza y deportes al aire libre, siendo uno de los enclaves más singulares y bonitos de Extremadura, con rincones llenos de encanto y gente acogedora.

 

Datos de interés

  • Dirección: Plaza de España, nº 1
  • Sitio web: http://www.valdecaballeros.es
  • Email:Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

 

Historia

El término de Valdecaballeros se compone de cerros, algunas llanuras y rañas, y una cordillera de sierras de sur a oeste. A partir de los años sesenta hubo una fuerte corriente emigratoria, que se rompió a finales de los setenta con las obras de construcción de la Central Nuclear, que nunca llegó a ponerse en funcionamiento. Estas obras alteraron la estructura tradicional de la economía, abandonándose parcialmente la agricultura y la ganadería por la actividad industrial. En “El Cerro de la Barca” o “La Isla”, entre los ríos Guadiana y Guadalupejo, se halla un castro prerromano, que ha sido datado del s. VII al s. III a.C. y donde recientemente se ha recuperado y acondicionado para su aprovechamiento turístico-cultural un yacimiento arqueológico “Tholos Cerro de la Barca”. Tras la reconquista de la zona, Valdecaballeros pasó a ser aldea de Talavera de la Reina hasta 1556, en que obtuvo el título de villa. Después, junto con Alía y Castilblanco, tuvo numerosos pleitos con Talavera hasta alcanzar la concordia en 1612. El término municipal, que se hallaba comprendido dentro de los límites de las Reales Dehesas de los Guadalupes, pasó a pertenecer al señorío del Real Monasterio de San Lorenzo del Escorial, hasta las desamortizaciones del siglo XIX. Valdecaballeros, fue, hasta 1833, la población más occidental de Castilla la Nueva, ya que pertenecía a la provincia de Toledo y al partido judicial de Talavera. En el núcleo urbano, la iglesia parroquial de San Miguel Arcángel es el monumento más destacado, ejemplo del mudéjar extremeño, datable de fines del XIV o principios de del XV. En su interior hay dos piedras romanas, con inscripciones de los emperadores romanos Domiciano y Vespasiano. En la plaza se halla otro edificio, el Reloj, especie de torre, de fines del s. XIX. A unos 3 Km de la población, en dirección a Guadalupe, se encuentra el Balneario de Valdefernando, edificio de principios de s. XX, rehabilitado, sus aguas minero-medicinales fueron declaradas curativas ya en el s. XIX. Cerca del Balneario se encuentra situada una ermita, edificación modesta, construida tras la guerra civil, donde se venera a la Virgen de Fátima y a San Isidro. En su fachada conserva el escudo, un jarrón de flores, de las Reales Dehesas de los Guadalupes. Además de la zona de Valdefernando, el término cuenta con otras de gran belleza paisajística como “El Risco” y “El Cerro de las Viñas”. Fiestas y tradiciones destacables son las de San Isidro con el desfile de carrozas a Valdefernando; Corpus, con la procesión de de los altares; fiestas de San Antonio y San Miguel, etc. De gran interés son también las fiestas de los quintos, quienes hacen grandes hogueras en la plaza por Navidad y un arco con pinos y monte en Semana Santa. También es destacable la representación teatral popular del Auto de los Reyes Magos, que se realiza en fechas navideñas en la plaza, sin una periodicidad fija.

 

Turismo

Iglesia San Miguel Arcángel: de estilo mudéjar con puerta gótica, originaria del siglo XV. En el interior encontramos dos hitos, con inscripciones de los emperadores romanos Domiciano y Vespasiano; Tholos del Cerro de la Barca: Monumento funerario megalítico, uno de los elementos arqueológicos más antiguos encontrados en el término municipal, data del s. IV al II a. C.; Balneario de Valdefernando: En 1830 sus aguas oligometálicas fueron declaradas curativas, pero no es hasta primero del siglo XX, cuando se empieza a construir el edificio primitivo del balneario, siguiendo una línea neomudéjar. En 1990, fue ampliado y dotado de avanzados medios en técnicas termales; Ermita de los Baños: Situada en Valdefernando, junto al balneario, se trata de una edificación modesta, construida tras la guerra civil, que conserva el escudo de las Reales Dehesas de los Guadalupes; Reloj: Edificio a modo de torre, de finales del siglo XIX, situado en la plaza del pueblo; Ermita de la Virgen de Carmen, de reciente construcción, se encuentra a orillas del embalse García de Sola; Sierra Barbas de Oro: Desde su punto más alto, “El Risco”, podemos disfrutar de la panorámica de la comarca, pudiendo avistar numerosas aves protegidas, como buitres negros y leonados, cigüeñas negras, águilas perdiceras... que anidan en sus numerosos riscos; Cerro de la Barca o Isla: Paraje de gran belleza donde conflujen los ríos Guadiana y Guadalupejo, y donde encontramos un castro prerromano, fortificación amurallada que data del siglo VIII al III a. C.; Cerro de las Viñas y Vaguada: Parajes de gran belleza y lugares idóneos para practicar el baño, deportes náuticos y la pesca (lucio, black bass, carpa y barbo...); Corredor Ecológico y de Biodiversidad rio Guadalupe y Zona Zepa y Lic Puerto Peña-Los Golondrinos: Espacios naturales de gran riqueza de flora y fauna. Caza abundante y rutas de senderismo.

 

Cómo llegar

Iglesia San Miguel Arcángel: de estilo mudéjar con puerta gótica, originaria del siglo XV. En el interior encontramos dos hitos, con inscripciones de los emperadores romanos Domiciano y Vespasiano; Tholos del Cerro de la Barca: Monumento funerario megalítico, uno de los elementos arqueológicos más antiguos encontrados en el término municipal, data del s. IV al II a. C.; Balneario de Valdefernando: En 1830 sus aguas oligometálicas fueron declaradas curativas, pero no es hasta primero del siglo XX, cuando se empieza a construir el edificio primitivo del balneario, siguiendo una línea neomudéjar. En 1990, fue ampliado y dotado de avanzados medios en técnicas termales; Ermita de los Baños: Situada en Valdefernando, junto al balneario, se trata de una edificación modesta, construida tras la guerra civil, que conserva el escudo de las Reales Dehesas de los Guadalupes; Reloj: Edificio a modo de torre, de finales del siglo XIX, situado en la plaza del pueblo; Ermita de la Virgen de Carmen, de reciente construcción, se encuentra a orillas del embalse García de Sola; Sierra Barbas de Oro: Desde su punto más alto, “El Risco”, podemos disfrutar de la panorámica de la comarca, pudiendo avistar numerosas aves protegidas, como buitres negros y leonados, cigüeñas negras, águilas perdiceras... que anidan en sus numerosos riscos; Cerro de la Barca o Isla: Paraje de gran belleza donde conflujen los ríos Guadiana y Guadalupejo, y donde encontramos un castro prerromano, fortificación amurallada que data del siglo VIII al III a. C.; Cerro de las Viñas y Vaguada: Parajes de gran belleza y lugares idóneos para practicar el baño, deportes náuticos y la pesca (lucio, black bass, carpa y barbo...); Corredor Ecológico y de Biodiversidad rio Guadalupe y Zona Zepa y Lic Puerto Peña-Los Golondrinos: Espacios naturales de gran riqueza de flora y fauna. Caza abundante y rutas de senderismo.

Google Play app Store logo

Google Play app Store logo